Johnson Tsang

Cuando el intelecto  (la locura) y la capacidad creativa se fusionan con una gran capacidad técnica, surgen artistas tan fantásticos como  Johnson Tsang. No basta con una buena idea. Acá se condensan de un modo perfecto la imaginación y el trabajo con el material, con  el procedimiento.  Johnson Tsang es un artista joven, contemporáneo, surrealista si se quiere.  Nació en Hong Kong y a lo largo de su trayectoria se especializó en cerámica, esculturas en acero inoxidable y arte público. Desde 1993 su obra se ha exhibido en Hong Kong, Taiwan, Corea, España y Suiza, y está presente en museos y colecciones privadas de varios países. Es increíblemente autodidacta.

 

Sus creaciones, sus obras, rompen, dislocan, sacuden y emocionan. No proponen una mera contemplación, sino que llevan al extremo, al paroxismo, el límite de todas las posibilidades.   En ellas todo parece develarse al mismo tiempo: humor, sátira, crítica, amor, compromiso político y una búsqueda permanente que se evidencia, sobre todo, en la capacidad técnica.