Recordar Veranos

Las colonias de verano, por su potencia de socialización, propician que el juego entre amigos contribuya a la construcción de un ambiente en el que aprendizaje y placer pueden conjugarse. Se despliegan así, saberes que incrementan las capacidades cognitivas de niños y niñas, y suponen el desarrollo de mayores habilidades (o competencias) motrices, a partir de las prácticas de la educación física y el deporte. No menos importante es el empoderamiento individual y colectivo que se habilita. 

Archivo PDF - Para descargar: