La UNDAV presente en la conmemoración de la quema de libros en Sarandí

El Municipio de Avellaneda, con la presencia de su titular, Ing. Jorge Ferraresi, y la Comisión Municipal de Bibliotecas Populares de esta ciudad, llevaron a cabo un acto de recordación y desagravio en el terreno donde se produjo la quema de 24 toneladas de libros durante la última dictadura cívico militar. El encuentro se desarrolló el viernes 26 de junio, en la calle Ferré, entre Crisólogo Larralde y Lucena, Sarandí: en ese lugar se quemaron, con orden judicial, alrededor de un millón y medio de libros y fascículos del Centro Editor de América Latina (CEAL), experiencia que dirigía el legendario editor y matemático Boris Spivacow y que tenía como lema “Más libros para más”, ofreciendo ediciones de calidad a precios económicos. 

“Necesito que me saquen una foto para mostrarle a la patrona porque no me creyó cuando le dije qué iba hacer”. Eso fue lo que un policía le dijo a Ricardo Figueiras, fotógrafo del CEAL e (in)voluntario testigo de aquella jornada trágica. Y Amanda Toubes, editora y también testigo de la quema, no se la olvida. Por eso la repitió este viernes, treinta y cinco años después. Toubes dirigía, por aquellos años, la Nueva Enciclopedia Mundo Joven que publicaba el CEAL. Recordó, una vez más, que uno de los fascículos de la Enciclopedia, con un principito en la tapa, se resistía al incendio. Y agregó: “mientras quemaban libros también quemaban gente, los libros pueden volver a publicarse. La gente no”.

Por su parte, el Señor Intendente de Avellaneda, expresó que “la memoria es indispensable, para afirmar el presente y construir el futuro. Es preciso destacar el testimonio estremecedor de Amanda y, también, valorar las reparaciones de estos años en materia de memoria, verdad y justicia, y en educación y creación de empleos, porque así se construye un país”. El jefe municipal descubrió una nueva placa conmemorativa y junto con quienes acompañaron la actividad, agitaron los libros que cada quien tenía en sus manos, producto de la donación que propició la Comisión Municipal de Bibliotecas Populares.

El acto también contó con la presencia de la titular de la Mesa de la Memoria de Avellaneda y flamante “ciudadana ilustre” del partido, Carmen “Tota” Guede, del presidente del Concejo Deliberante de Avellaneda, Hugo Barrueco, el Secretario de Cultura, Educación y Promoción de las Artes, Antonio Hugo Caruso, del presidente del Consejo Municipal para la Promoción de Derechos, Garantías Constitucionales, la Participación Ciudadana y el Voluntariado Social, Claudio Yacoy, entre otros funcionarios municipales, y una importante cantidad de vecinos.

La Universidad Nacional de Avellaneda realizó una donación de ejemplares de su sello editorial, UNDAV Ediciones, y estuvieron presentes, además, la Secretaria Académica, Mg. Julia Denazis, el Secretario de Bienestar Universitario, Prof. Ignacio Garaño, además de docentes y estudiantes.